Untitled Document

Artículos de Investigación

 

Legado de la familia Zertucha Ojeda en la historia patria, la medicina y cultura cubanas

Legacy of the Zertucha Ojeda family in the Cuban history, medicine and culture

 

Lourdes Bárbara Alpizar Caballero1* http://orcid.org/0000-0001-8995-5599

Roberto Chaviano Cabrera2

 

1Universidad de Ciencias Médicas de la Habana, Facultad de Ciencias Médicas "General Calixto García", Departamento de posgrado e investigaciones. La Habana, Cuba.

2Museo Municipal de Bejucal. Mayabeque, Cuba.

 

*Autor para la correspondencia: lourdesa@infomed.sld.cu

 

 


RESUMEN

Introducción: Poca información existe en la historiografía cubana sobre la familia Zertucha Ojeda y su impronta en la medicina, la cultura e historia patria. La existente aparece estrechamente vinculada a Máximo Zertucha, último médico del Lugarteniente General Antonio Maceo. Las huellas atesoradas por esta familia de médicos y patriotas, han sido escasamente difundidas.
Objetivo: Revelar el legado de esta familia desde sus orígenes en el siglo XIX hasta nuestros días, en la historia patria, el arte y la medicina cubana.
Métodos: Investigación cualitativa, de tipo fenomenológica. Se aplicaron métodos teóricos como la revisión documental y bibliográfica, entrevistas a dos bisnietos y al historiador del Ministerio de Salud Pública. El análisis histórico lógico, sistematización y triangulación, permitió la obtención de los resultados.
Resultados: De origen vizcaíno- cubana, la familia aportó sistemas novedosos a la salubridad, a la arquitectura y cultura de Bejucal. Ambos médicos de esa etapa practicaban la medicina en sus contextos, sin carácter excluyente y con la concepción de escalonamiento en la atención médica militar, y en el ámbito civil, de atención familiar. Ambos jugaron importantes papeles en la historia. Todos eran cultos, uno de los hermanos es reconocido como uno de los mejores violinistas cubanos de ese siglo. La familia cuenta con celebridades contemporáneas en la música cubana.
Conclusiones: La investigación local, identificó que desde el siglo XIX, la familia Zertucha Ojeda ha dejado su impronta en acciones y obras sociales e históricas, al aportar celebridades a la historia, el arte y la medicina cubanas.

Palabras clave: Arte; historia; medicina; patriotismo; celebridades.


ABSTRACT

Introduction: Little information exists in Cuban historiography about the Zertucha Ojeda family and its imprint on the country's medicine, culture and history. The existing one appears closely linked to Máximo Zertucha, the last doctor of Lieutenant General Antonio Maceo. The traces treasured by this family of doctors and patriots have not been sufficiently disseminated.
Objective: To reveal the legacy of this family from its origins in the 19th century to the present day, in the Cuban history, art and medicine.
Methods: Qualitative research, phenomenological type; Theoretical methods such as the documentary and bibliographic review, interviews with two great-grandchildren and the historian of the Ministry of Public Health were applied. The logical historical analysis, systematization and triangulation allowed obtaining the results.
Results: Of Biscayan-Cuban origin, the family contributed new systems to the health, architecture and culture of Bejucal. The two doctors of that stage practiced medicine in their contexts without excluding character and with the concept of staggering in military medical care, and in civilian, family care. Both played important roles in the story. They were all educated, one of the brothers is recognized as one of the best Cuban violinists of that century. The family has contemporary celebrities in Cuban music.
Conclusions: The local research identified that since the 19th century, the Zertucha Ojeda family has left its mark on actions and social and historical works, contributing celebrities to Cuban history, art and medicine.

Keywords: Art; history; medicine; patriotism; celebrities.


 

 

INTRODUCCIÓN

Muchas historias y acontecimientos quedan en el tintero, a la espera de una pluma que las escriba, luego que un investigador aporta su ciencia.

Las figuras en debate abundan en la historia de Hispanoamérica. La naturaleza emocional, propia del latino, permite a veces las más complejas actitudes. En la región, el santo se da de mano con el malvado, sin tener que cambiar de cuerpo. Y hasta en muchos individuos, ambos personajes viven "per semper" en amigable consorcio.(1) El apellido Zertucha, es conocido en la historia de Cuba por el Dr. Máximo Mauricio Zertucha Ojeda, figura muy discutida por investigadores, último médico del Lugarteniente General Antonio Maceo, testigo presencial de los hechos acaecidos el 7 de diciembre de 1896, donde perdió la vida en combate el Titán de Bronce.(1) Es por ello que los autores solo tratarán sus aspectos más relevantes.

El mayor de los hermanos, el doctor Isidro Zertucha Ojeda, médico cirujano quien fuera uno de los más longevos de los estudiantes de Medicina que estuvo en el sorteo de aquel desdichado 27 de noviembre de 1871, donde arrancaron la vida a ocho de sus inocentes compañeros,(2) llegó a ser alcalde de Bejucal y revolucionó este pueblo, y aún al servicio de la colonia española, fue calificado también de traidor por contribuir con el Ejército Libertador. Sufrió por ello una segunda prisión.(3)

Ambos hermanos, médicos, estuvieron vinculados a las palabras infamia y traición desde posiciones políticas aparentemente diferentes. Aún hoy algunos no se convencen de "la inocencia" de Máximo Zertucha.

Casimiro, el más pequeño, nacido justo en el año 1871, dos meses después del hecho de los estudiantes de medicina, es reconocido entre la segunda mitad del siglo XIX y la primera del siglo XX entre los mejores diez violinistas de Cuba.(4)

Los hermanos Zertucha Ojeda, tienen una historia sorprendente por los logros en sus profesiones, su patriotismo y vasta cultura, poco abordada por la historiografía cubana. La presente investigación hace énfasis en Isidro Teodoro Zertucha Ojeda y una de las líneas de su descendencia para revelar el legado de la familia Zertucha Ojeda en el quehacer histórico - socio- cultural de Bejucal y Cuba, desde el siglo XIX, hasta nuestros días.

Los resultados de esta investigación pueden contribuir a enseñar la historia de una familia con raíces vascas asentada en Cuba que llegó a hacer revolución, tributan al desarrollo local y de una forma más amena, demuestra a los estudiantes y profesores que la historia de la medicina y sus personalidades deben ser objeto de sus estudios. Ofrenda a la formación de las nuevas generaciones y demuestra además, que mucho queda aún por investigar a personalidades que han jugado un papel importante en la historia y medicina cubanas, con una vasta cultura y valores patrios.

 

 

MÉTODOS

Se presenta una investigación cualitativa, de tipo fenomenológico, que desde lo epistemológico se propuso encontrar el origen e historia de la familia Zertucha Ojeda y la estela de personalidades que ha aportado a la historia de la medicina y cultura cubanas.

Se utilizaron métodos teóricos como la revisión documental y bibliográfica, para encontrar en los documentos publicados del siglo XIX, XX y XXI atesorados por la Biblioteca Nacional "José Martí", publicaciones seriadas, libros y prensa de la época y actual, las evidencias que se refieren a las personalidades en la medicina, arte e historia de los hermanos Zertucha Ojeda y su descendencia. Se realizaron entrevistas semiestructuradas a dos bisnietos de Isidro Zertucha en busca de vivencias familiares y gráficas, y al Dr. Gregorio García Delgado, historiador del Ministerio de Salud Pública.

El análisis histórico lógico permitió ubicar las personalidades y acontecimientos en época y estudiar en el contexto a seis generaciones por una de las líneas familiares. La abstracción, síntesis y sistematización posterior permitieron a los autores obtener las regularidades de los hermanos y su descendencia, su historia, quehacer médico y su impronta en las artes y sociedad cubanas. La triangulación de los resultados obtenidos permitió obtener evidencias suficientes para asumir las posiciones y conclusiones que aporta la investigación.

 

 

RESULTADOS

La familia Zertucha Ojeda

La familia tiene su origen en Biskaia, lo que hoy se conoce como país vasco, España.I Procede del barrio de Sertutxa, cuyo nombre tomó. De noble y antiguo linaje, la familia data de 1619, en cuanto a sus antecedentes, y en diferentes momentos cambian su asentamiento en diversas regiones de Biskaia, hasta 1707, año en que se registran en Madrid y a partir de entonces, en Cuba y México.II

Su presencia en América se produce a partir de la denominación de Francisco de Setutxa y Basaldua con el cargo de Capitán de Dragones del Presidio de Puerto Padre de Veracruz (México), en 1726. La familia posee copia de su escudo familiar con la descripción breve del origen, etimología y heráldica de la familia, escudo y blasón. (Fig. 1)

 

 

Para responder al objetivo de la presente investigación, se tomó como punto de partida al matrimonio contraído por Isidro Domingo Zertucha y Landabur (Bilbao, 1802 - La Habana, 19 octubre de 1875), e Isabel Antonia Ojeda Alfonzo (La Habana, 17 de junio de 1834 - 4 de marzo de 1904), padres de los hermanos Zertucha Ojeda, nacidos en La Habana.(5) Fruto de este matrimonio, nacieron Isidro Teodoro (19 de noviembre de 1853 - 17 de diciembre de 1946), Máximo Mauricio (18 de noviembre de 1855 - 26 de octubre de 1905), (1866-¿?) y Casimiro Nicasio (14 de diciembre de 1871 - 21 de junio de 1950).(Fig. 2)

Estos hermanos crecieron en el ambiente urbano de La Habana, hasta que Máximo e Isidro -luego de contraer nupcias el mismo día, en una boda doble- se trasladan con sus familias a Melena del Sur (en el caso de Máximo), y a Bejucal en el de Isidro.(5) Crecieron en una estricta disciplina, donde se cultivaba el arte y la necesidad de estudiar, hacer el bien sin distinciones de ningún tipo y un sentimiento patriótico ferviente, era una familia proveniente de la nobleza vasca, respetada y con fortuna. Los hermanos varones pertenecieron a la masonería.III

 

 

Dos de los hermanos Zertucha Ojeda se graduaron de médicos cirujanos, en disímiles circunstancias. En entrevista realizada a su bisnieto Isidro Zertucha Viña, atestigua que ambos eran hombres de una amplia cultura médica y general, fervientes lectores de literatura médica, que en el caso del Dr. Isidro Zertucha recibía de Europa, EE.UU. y otros regiones, a solicitud personal.II

Isidro Zertucha, el mayor de los hermanos aprobó el año de ampliación de Medicina en junio de 1871 y matriculó el primer año de medicina el 17 de octubre de 1871,(1) a la edad de 18 años.(6)

Apenas un mes después de haber comenzado sus estudios de medicina, a los 19 años, se encontraba entre los estudiantes de la carrera de Medicina acusados injustamente de haber profanado la tumba del periodista español Gonzalo Castañón. Juzgado por dos consejos de guerra fue condenado a cuatro años de presidio, para complacer al "Cuerpo de Voluntarios de la Habana".(6) Se le identificó como el prisionero número A-144 y con uniforme de presidiario y grilletes, cumplió tres meses de trabajo forzado en las canteras de San Lázaro, la misma donde dos años antes Martí había sufrido y padecido. Luego, fue trasladado a la sastrería y posteriormente ingresó en la banda de música del penal por ejecutar en cierta medida, la flauta.(7)

El 9 de mayo de 1872 fue comprendido en el Decreto de indulto colectivo dictado por el Gobierno español ante el escándalo internacional que provocó este proceso. Pero no fue libertado sino deportado a España, para evitar conflicto con los voluntarios españoles de Cuba.(8) El 16 de mayo de 1872, su padre solicitó certificación de estudios de su hijo para continuar la carrera de Medicina en la península. Cursó diversas asignaturas en la Universidad de Barcelona y a principio de 1875 solicita trasladar la matrícula a la Universidad de la Habana, donde continuó estudios el 12 de octubre de 1877, al graduarse de Bachiller en Medicina y Cirugía ante un tribunal integrado por los profesores Juan Manuel Sánchez de Bustamante, Antonio Gordón y Acosta y Pablo Valencia. Recibió el título de Licenciado en Medicina y Cirugía el 10 de agosto de 1878.(9)

Durante la etapa colonial en Cuba la monarquía española mantuvo una doble organización, civil y eclesiástica. La primera, regida por un Gobernador o Capitán General, tenía como unidad administrativa el Municipio y la segunda, dirigida por un Obispo, tenía como unidad eclesiástica la Parroquia.(10)

El Municipio poseía entre sus múltiples atribuciones, la de disponer las escasas medidas sanitarias que en la época se aplicaban, para proteger la salud del pueblo y garantizar a toda costa la presencia de facultativos en las poblaciones que llevaran a cabo la atención médica primaria en forma de un ejercicio privado de la medicina, conocido históricamente como ejercicio secular de la profesión y que consistía en la asistencia a los enfermos en sus domicilios por el facultativo y cobro de honorarios por sus servicios.(10)

Este tipo de servicio fue el que desempeñó Isidro, radicado en Bejucal luego de graduarse y hasta un año antes de su muerte. Fue el médico del pueblo y practicó la asistencia médica hasta el mismo día que cumplió 92 años. Vivió allí la mayor parte de su vida, y tuvo siete hijos de su matrimonio con Rafaela García y un hijo ilegítimo, que siempre atendió y con el que mantuvo muy buenas relaciones.I

Su bisnieto relata que "hacía a diario un recorrido desde las 5:00 a.m. por los campos de Buenaventura, Quivicán, La Salud, San Antonio de las Vegas, Batabanó para atender enfermos sin distinciones de clase social o color de la piel. A los pobres no les exigía pago por la asistencia médica y de igual forma sucedía con los medicamentos".I La forma de asistir, recuerda mucho algunos de los principios de la atención médica actual en la Atención Primaria de Salud, pues iba a la familia para su atención y no sólo atender como era habitual para la época, en su consultorio médico o a un llamado específico de pacientes para prestarla.

Tuvo la propiedad de una farmacia. En entrevista con su bisnieto, este relata que ayudaba a los más desposeídos cuando les ponía a las recetas un cuño que decía "libre de pago" y de esta forma evitaba que no se les cobraran los medicamentos. Esto hizo que algunos propietarios de otras farmacias cancelaran su negocio con el Dr. Zertucha, pues no les resultaba rentable.I

De acuerdo al Boletín Médico de La Habana, el 24 de noviembre de 1946(11) fue nombrado por el Dr. Carlos J. Finlay entre los primeros jefes locales de Sanidad de la isla. Se convirtió así en el primer Jefe Local de Sanidad en Bejucal,(12) estableció como importante obra sanitaria, el primer sistema de recogida de basura del pueblo. Según refiere su bisnieta, su desempeño fue clave en el control de una epidemia de fiebre tifoidea que hubo en Bejucal, al crear la atención con zonas territoriales de aislamiento y tratamiento de los enfermos, y evitar tanto el contagio como la dispersión de la enfermedad en el pueblo.II

También impulsó un moderno sistema de distribución del agua, con la construcción del primer acueducto del pueblo. Esta obra, de gran impacto social fue financiada totalmente por él; lo llevó prácticamente a la ruina, pero garantizó el acceso del preciado líquido a toda la población y contribuyó a la higiene y salud de la localidad y sus habitantes.I

Fue alcalde de Bejucal por el partido autonomista en el periodo entre 1894 y 1899.(13)

En 1894, la Plaza de Armas en Bejucal es transformada en parque, a instancias del Dr. Isidro Zertucha Ojeda. Como silente homenaje a sus ocho compañeros fusilados, ordenó la siembra de ocho palmas y se instalaron ocho jardineras. En el centro indicó levantar una estatua de Temis, Diosa de la Justicia, con la peculiaridad de ubicarla de espaldas al Ayuntamiento, con la balanza inclinada a la izquierda. Según narró su bisnieto-,II dejó registrado de esta forma el mensaje subliminar de que "la justicia se encuentra de espaldas al gobierno, y es zurda".(13) (Fig. 3)

Desde entonces, este parque se mantiene con similares características arquitectónicas y urbanísticas. El pueblo ha mantenido y reemplazado las palmas que por algún motivo se han perdido o deteriorado. Desde 1984 y hasta 1901 se nombró Parque "Zertucha". En 1901 se decidió cambiarle el nombre por el de Parque "Maceo- Gómez".

 

 

A inicios de la guerra del 95, Isidro Zertucha fue depuesto de su cargo por sus relaciones con el Ejército Libertador.I Recuperó el cargo en 1899 por la Orden 91 del gobierno militar y en ese mismo año formó parte del grupo de exhumación de los restos de Maceo y Panchito Gómez Toro, encabezado el Generalísimo Máximo Gómez.(3)

Acusado nuevamente por sus enemigos políticos, fue preso y encarcelado en el Castillo del Morro de la Habana. Durante ese tiempo en prisión, murió su hija y se le permitió asistir escoltado, al entierro de aquella.(6)

El doctor Isidro Zertucha fue un médico brillante, que practicó la medicina en el terreno casi hasta su muerte, sin distinciones de raza ni clase social. Ha dejado en Bejucal importantes obras que aún se mantienen, como el cine- teatro "Martí" y el parque "Maceo-Gómez". Contribuyó al desarrollo de la higiene y salubridad y sufrió prisión en dos ocasiones por "traidor" al gobierno español. La práctica de la medicina de calidad, las acusaciones y la persecución por sus ideales patrióticos, fueron un factor común entre los hermanos Isidro y Máximo Zertucha.

Máximo Mauricio Zertucha Ojeda (1855-1905), en unión de su hermano Isidro, cursaba la carrera de Medicina en la Universidad de La Habana, cuando fue sorprendido por los sucesos inolvidables en los cuales se vio envuelto su hermano Isidro.(5)

Concluyó sus estudios en México, como Licenciado en Medicina y Cirugía, y más tarde, en 1879, se doctoró en la Universidad de La Habana, y de la ciudad capital pasó a residir en Melena del Sur, donde se radicó hasta su muerte.(15)

Al igual que su hermano Isidro, fue electo en el año 1885 Alcalde Municipal, y hasta 1887 cumple esas funciones. En 1892, pasó a ocupar el cargo de juez municipal y en 1893 comienza a participar en diversas conspiraciones. Más adelante fue nombrado Jefe de Sanidad para Melena del Sur, cargo del que fue destituido en 1904, al chocar su intransigente rectitud con los intereses creados. Melena del Sur debe al doctor Máximo Zertucha el saneamiento del pueblo, al ordenar la apertura de zanjas, la rotulación de las calles -al clasificarlas por números-, la adquisición de la Casa Ayuntamiento, entre otras utilidades públicas.(5)

El 6 de enero de 1896 se incorporó a las fuerzas mambisas del general Pedro Díaz Molina y se incorporó bajo sus órdenes, a los campos de la revolución.(16) El Dr. Zertucha era un médico calificado con una demostrada profesionalidad para realizar cualquiera de los dos servicios básicos que se prestaban en el Cuerpo de Sanidad Militar Mambisa: el servicio sanitario móvil practicado en los campamentos, marchas y campos de batalla y, el fijo o inmóvil realizado en hospitales, farmacias y comisiones especiales.(15)

En la hoja de servicios del doctor Máximo Zertucha destacan la organización de los servicios sanitarios de la brigada de Batabanó, así como los de la división de Pinar del Río. En esta provincia fundó varios hospitales. Como médico de asistencia atendió a los heridos en más de 50 acciones combativas.(17)

Contó con la alta estima y consideración del Titán de Bronce, de quien fue su médico y ayudante personal durante seis meses, hasta su caída en el combate de San Pedro. Después de la muerte de Maceo, cae en una profunda depresión y abandona el Ejército Libertador, para acogerse al indulto del gobierno español. Asociado a esta débil conducta, se produjo una campaña difamatoria para responsabilizar a Zertucha de la muerte del Lugarteniente General.(5,17)

Esta incorrecta decisión suscitó comentarios y sospechas que, aunque mucho daño causaron al prestigio del médico, no lograron acallar su regreso e incorporación oficial a las tropas mambisas antes de terminar la contienda y la absolución por un consejo de guerra que lo juzgó a pedido suyo, por su conducta pasada.(5,18,19)

El doctor Máximo Zertucha falleció de cáncer en la lengua, a los 49 años, el 26 de octubre de 1905.(17,18,19)

Por la línea de descendencia estudiada, están vinculados a la medicina -en la raíz familiar- los doctores en Medicina y Cirugía Isidro Teodoro y Máximo Mauricio Zertucha Ojeda, poseedores de una gran cultura médica y general y ambos patriotas cubanos relevantes. Por la descendencia de Isidro Zertucha Ojeda, los nietos Alan García Zertucha, Dr. en Medicina y especialista en Oncología; Isidro Teodoro Zertucha Granda, Técnico de Laboratorio clínico, y su esposa, enfermera de profesión; el bisnieto José Antonio Pérez de Armas Zertucha, médico militar, especializado en medicina natural y tradicional.II,III

Legado de la familia a la cultura

Como resultado de las entrevistas realizadas por los investigadores a los bisnietos de Isidro Zertucha Ojeda, Isidro Olegario Zertucha Viña, y Aída Zertucha Palma, y además, al Dr. Gregorio García Delgado, se encontró que el Dr. Isidro Zertucha Ojeda aprendió a ejecutar la flauta a la perfección mientras estuvo en el presidio. Comenzó su condena en las canteras y la terminó en la banda de música, donde perfeccionó algunas de sus habilidades en la ejecución de la flauta, hasta llegar a dominar la práctica de este instrumento.I,II,III (Fig. 4)

Esta habilidad, la utilizó para la música acompañante del teatro-cinematógrafo que creó e inauguró el 14 de marzo de 1908, el "Teatro Zertucha" que durante un cuarto de siglo llevó el nombre de su propietario y al que ofreció una esmerada atención.(20) Indistintamente, el acompañamiento musical a las películas del por entonces cine mudo, lo hacía a piano o flauta. En este lugar, se presentaron compañías teatrales, espectáculos locales y de procedencia capitalina.I,II Durante su vida en Bejucal y como miembro del Bando Azul, fue activo con su intervención en las Charangas de Bejucal con importante participación en la construcción de carrozas.

 

 

Otra huella en el arte cubano, aparece con la obra del menor de los hermanos Zertucha Ojeda: Casimiro Nicasio (1871-1960). Comenzó a estudiar violín con su maestro Juan Mercado en Bejucal y, un año más tarde en 1895, ingresó en el Conservatorio de La Habana. En 1899 obtuvo el Primer Premio de violín que otorgaba esa institución docente.(21)

Ese mismo año viajó a Francia para recibir clases de perfeccionamiento, con el reconocido y prestigioso violinista cubano José White, quien lo consideró uno de sus discípulos más aventajados. Se presentó durante catorce años como solista en numerosos conciertos de ese país.(22)

En 1914 regresó a Cuba, donde comenzó su labor docente en el prestigioso Conservatorio "Falcón", de La Habana, y se desempeñó como concertino de la Orquesta de Cámara de esta institución. Se encuentra en la lista de violinistas cubanos que se destacaron entre la segunda mitad del siglo XIX y la primera del siglo XX. Es una celebridad de la música cubana.(21,23)

Los tres hermanos Zertucha Ojeda eran cultivadores de las artes, la cultura general y profesional. En la descendencia del Dr. Isidro, se encontró que algunos han desarrollado su vida profesional en determinada manifestación del arte y en otros casos, como pasatiempo: la bisnieta Aída Zertucha Palma es cantante lírica y Directora del Coro Municipal de Bejucal; el tataranieto Isidro José Zertucha Martínez, es ingeniero en Telecomunicaciones y ejecuta el saxofón; la tataranieta Bárbara María Llanes Zertucha, es una notoriedad de la lírica cubana contemporánea y su hija Bárbara María Argudín Llanes, es pianista y profesora de la Escuela de Música "Alejandro García Caturla".II

De acuerdo a las entrevistas realizadas a los bisnietos de Isidro Zertucha,I,II los autores evidenciaron una familia con un gran amor filial y respeto a sus antecesores y a la contribución que han dejado a la historia de Bejucal y de Cuba. La descendencia de Isidro Zertucha conserva como un verdadero tesoro hasta el día de hoy documentos, objetos, imágenes gráficas, mapas, de las actividades de la familia desde el siglo XIX. Es necesario señalar que, hasta la sétima generación de la familia, siempre ha existido y existe un Isidro y un Máximo entre los descendientes, como sentido homenaje y muestra de respeto a esos grandes médicos y patriotas cubanos que fueron Isidro y Máximo Zertucha.

Esta ha sido una forma de perpetuar los valores en la medicina y el arte, y de preservar además, el legado humanista y patriótico familiar.

En conclusión, los hermanos que dieron origen a la familia Zertucha Ojeda, aportaron muestras de patriotismo, entrega sin límites a las profesiones y vidas que escogieron. Fueron hombres de hacer el bien, muy cultos, patriotas y excelentes seres humanos. Constituyen notables personalidades del siglo XIX en el país. No obstante, existe insuficiente reconocimiento histórico. Varios descendientes enriquecen la ya amplia trayectoria familiar, al continuar la línea de las ciencias médicas y el arte.

La investigación local, contribuyó a revelar que la familia Zertucha Ojeda ha aportado integralmente un legado, con impactos en la medicina, la historia y la cultura cubanas. Investigaciones históricas de este tipo, son una forma científica y dinámica de aprender y enriquecer la identidad cultural, por profesores y estudiantes.

 

 

IAlpizar Caballero LB. (Facultad de Ciencias Médicas "General Calixto García") Entrevista a: Isidro Zertucha Viña (Bisnieto de Isidro Zertucha Ojeda). La Habana, Cuba) 2019 dic 12.

IIAlpizar Caballero LB. (Facultad de Ciencias Médicas "General Calixto García") Entrevista a: Aída Zertucha Palma (Bisnieta de Isidro Zertucha Ojeda). Bejucal, Mayabeque, Cuba. 2019 set. 18.

IIIAlpizar Caballero LB. (Facultad de Ciencias Médicas "General Calixto García") Entrevista a: Dr. Gregorio García Delgado. Historiador del Ministerio de Salud Pública. La Habana, Cuba. 2019 dic. 17.

 

 

REFERENCIAS

1. Soto Paz R. El médico de Maceo ¿Fue Zertucha un traidor? Cuaderno de Historia. 1997;82:[aprox. 3 p.]. Acceso: 28 /09/2019. Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/his/vol_1_97/his04197.htm

2. Granma. Órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba. En: Hoy en la Historia. "Ni mis compañeros ni yo habíamos cometido delito alguno": Testimonio de un sobreviviente de los sucesos del 27 de noviembre de 1871. 9 sep 2019:[aprox. 3 p.] Acceso: 28 /09/2019. Disponible en: http://www.granma.cu/hoy-en-la-historia/2018-11-26/ni-mis-companeros-ni-yo-habiamos-cometido-delito-alguno-26-11-2018-13-11-24?page=2

3. Acebo Meireles W. Recordando el 27 de noviembre: Publicado originalmente en E. Ichikawa. 2008:[aprox. 4 p.] acceso: 23 /10/2019. Disponible en: http://baraunda.blogspot.com/2008/

4. EcuRed. Casimiro Zertucha. Violín clásico en Cuba. En: Música de Cuba. 12 sep 2019 [aprox. 3 p.] Acceso: 23 /10/2019. Disponible en: http://zonda.sanjuan.edu.ar:8081/wikipedia_es_all_novid_2018-04/A/M%C3%BAsica_cubana.html

5. Le- Roy y Gálvez LF. Máximo Zertucha y Ojeda. El último Médico de Maceo. Separata de la Revista de la Biblioteca Nacional. Año IX, No. 1, Octubre- Diciembre, 1958.p 56-57.

6. Índice de médicos, dentistas, farmacéuticos y estudiantes en la guerra de los 10 años. Cuadernos de Salud Pública digitalizado por CNIM- Infomed. [aprox. 9 p]. Acceso: 23 /10/2019. Disponible en: http://files.sld.cu/digitalizacion-bmn/files/2018/02/0045-9178.1962.0020.0022.pdf

7. Quintana Rodríguez J. Con los supervivientes del 27 de noviembre de 1871. Revista Bohemia. 3 nov 1946;38(44):28,58-9.

8. Valdés Domínguez F. Los voluntarios de La Habana en el acontecimiento de los estudiantes de Medicina por uno de ellos condenado a seis años de presidio. Madrid: Imprenta de Segundo Martínez; 1873. p. 8-16.

9. García Delgado G. El desarrollo de la salud pública en Cuba. Cuadernos de Historia de la Salud Pública. 1998;24(2):110-8. Acceso: 26/12/2019. Disponible en: http://scielo.sld.cu/pdf/rcsp/v24n2/spu07298.pdf

10. García Delgado G. Cuadernos de Historia de la Salud Pública. XXIII. Jefe de la Sanidad en Cuba. 2018:152-9. Acceso: 26/12/2019. Disponible en: http://files.sld.cu/digitalizacion-bmn/files/2018/02/0045-9178.1962.0020.0022.pdf

11. Delgado García G. Finlay, fundador de la organización de la salud pública cubana. Cuad Hist Sal Pub. 1987;(72):381-6.

12. Parque Maceo- Gómez. Bejucal. En: Ecured. Enciclopedia cubana. Acceso: 26/09/2020. Disponible en: https://www.ecured.cu/Parque_Maceo-G%C3%B3mez_%28Bejucal%29

13. Milián Milián F. Recuerdan con palmas reales a estudiantes de medicinas. Granma [Internet]. 2009 jun 11:[aprox. 1 p]. Acceso: 26/09/2020. Disponible en: http://www.granma.cu/granmad/2009/06/11/nacional/artic11.html

14. Delgado Fernández G. Melena del Sur y sus hombres Máximo de Zertucha y Eugenio Molinet. Cuaderno de Historia. 1997;82:3. Acceso: 26/12/2019. Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/his/vol_1_97/his03197.htm

15. Hodelín Tablada R. Las controversias del Doctor Máximo Zertucha, médico del lugarteniente general Antonio Maceo. El Cubano Libre. Suplemento del Periódico Sierra Maestra, 9 dic 2006;3.

16. Delgado Fernández G, Soto Paz R. Dr. Máximo Zertucha, médico del lugarteniente general Antonio Maceo. Cuad Hist Salud Pública. 1997;82:77-97.

17. Hodelín Tablada R. Los médicos de Antonio Maceo Grajales en diferentes etapas de su vida. MEDISAN Internet]. 2016;20(12):[aprox. 27 p.]. Acceso: 26/09/2020. Disponible en: http://medisan.sld.cu/index.php/san/article/view/1229

18. Mayaweb. Portal del ciudadano en Mayabeque [Internet]. Bejucal: Dirección Provincial de Cultura Mayabeque; c2020 [actualizado 07 ago 2020]. Cine-Teatro "Martí". Acceso: 26/09/2020. Disponible en: https://www.mayaweb.gob.cu/es/cines-es

19. Casimiro Zertucha. En: EcuRed. Enciclopedia cubana [aprox. 3 p.]. Acceso: 23/10/2019. Disponible en: https://www.ecured.cu/Casimiro_Zertucha

20. Ibarra Pérez O. Cubadisco. Música, imagen y sonido. may 18-26/Feria Internacional. may 2013:[aprox. 5 p.]. Acceso: 20/12/2019. Disponible en: https://www.cubadisco.soycubano.cu

21. Rodríguez López M. Zertucha, Casimiro. En: Diccionario de la música española e hispanoamérica. Editor Emilio Casares. Madrid: Sociedad General de Autores y Editores (SGAE); 2000.

 

 

Conflicto de interés

Los autores declaran no tener conflicto de interés.

 

Contribuciones de los autores

Lourdes Bárbara Alpizar Caballero: Conceptualización, curación de datos, análisis formal, adquisición de fondos, investigación, metodología, administración del proyecto, recursos, supervisión, validación, visualización, redacción-borrador original, redacción-revisión y edición.
Roberto Chaviano Cabrera: Curación de datos, adquisición de fondos, investigación, metodología, recursos, redacción-borrador original, redacción-revisión y edición.

 

Recibido: 02/10/2020.
Aprobado: 01/12/2020.



Copyright (c) 2020 Lourdes Bárbara Alpizar Caballero, Roberto Chaviano Cabrera